Imagen

El diseño del packaging ha sido estudiado para provocar la compra por impulso, destacando los argumentos de venta del producto junto con una imagen muy atractiva en el punto de venta.